Menu

Jason González, el finalizador de Nicaragua

13 de septiembre de 2017

Jason Gonzalez volverá al octágono este sábado 16 de septiembre después de lucirse con una sumisión a principios de 2017 para la pelea más dura de su carrera.

Se había especulado mucho acerca de su poder finalizador, pues antes de debutar en UFC sumaba 10 triunfos, ninguno por decisión. Además de que siete de esas victorias fueron en el primer round.

Con esa fama llegó a TUF 22 y, aunque perdió en la ronda de eliminación, firmó un contrato y enfrentó a Drew Dober en UFC 203.

Cuenta con puños fuertes, pero su arma principal está en el piso.

Siete de sus 11 victorias han sido por sumisión: dos Rear Naked Choke, dos Triangle Choke, un Armbar y dos Brabo Choke -el último de ellos en UFC-.

A poco más de un minuto de que terminara el primer round de su combate ante J.C Cottrell aprovechó un error de su rival y cerró un Brabo Choke que emocionó a todo el público en Denver.

El nicaragüense es una realidad de los pesos ligeros y tendrá una gran oportunidad en la cartelera estelar de UFC Pittsburgh.

Gregor Gillespie es de esos contrincantes incómodos, viene invicto y de un Desempeño de la Noche al finalizar a Andrew Holbrook, y superarlo le daría un gran nombre en su lista de víctimas al tratarse de un peleador con siete de sus nueve triunfos por finalización.

A diferencia del combate con Dober, Jason lució con más paciencia y madurez en su último compromiso ante Cottrell. A pesar del control que tuvo el rival en los primeros minutos no se desesperó y encontró el espacio para poner la posición a su favor.

Ahora deberá encontrar la fórmula para dominar la lucha y el kickboxing de Gillespie, quien busca su tercera pelea ganada en UFC y un lugar en el ránking de las 155 libras. El muay thai, jiu jitsu y boxeo están a favor del de Nicaragua que saldrá con todo para volver a brillar en el octágono.